Internet de las Cosas Cuotidianas

Viendo cada vez más dispositivos que se conectan a internet para funcionar el internet de las cosas está en auge y lo va a estar para los próximos años.

A más ya hay criptomonedas como el helium coin que impulsan la IoT (internet of things) donde ya hay plataformas que te permiten minar helium y participar en la expansión del internet de las cosas

Qué es el internet de las cosas?

El internet de las cosas, o IoT, es un sistema de dispositivos informáticos, máquinas mecánicas y digitales, objetos, animales o personas interrelacionados que están dotados de identificadores únicos (UID) y de la capacidad de transferir datos a través de una red sin que sea necesaria la interacción de persona a persona o de persona a ordenador.

Una cosa en la Internet de las cosas puede ser una persona con un implante de monitor cardíaco, un animal de granja con un transpondedor de biochip, un automóvil que tiene sensores incorporados para alertar al conductor cuando la presión de los neumáticos es baja o cualquier otro objeto natural o artificial al que se le pueda asignar una dirección de Protocolo de Internet (IP) y que sea capaz de transferir datos a través de una red.

Cada vez más, las organizaciones de diversos sectores utilizan el IoT para operar de forma más eficiente, comprender mejor a los clientes para ofrecerles un mejor servicio, mejorar la toma de decisiones y aumentar el valor del negocio.

¿Cómo funciona la IoT?

Un ecosistema IoT está formado por dispositivos inteligentes habilitados para la web que utilizan sistemas integrados, como procesadores, sensores y hardware de comunicación, para recoger, enviar y actuar sobre los datos que adquieren de sus entornos. Los dispositivos IoT comparten los datos de los sensores que recogen conectándose a una pasarela IoT o a otro dispositivo de borde donde los datos se envían a la nube para ser analizados o se analizan localmente. A veces, estos dispositivos se comunican con otros dispositivos relacionados y actúan sobre la información que obtienen unos de otros. Los dispositivos hacen la mayor parte del trabajo sin intervención humana, aunque las personas pueden interactuar con ellos, por ejemplo, para configurarlos, darles instrucciones o acceder a los datos.

Ejemplos de dispositivos cuotidianos que usan la IoT

Sistemas de seguridad hogareños

sistemas de seguridad de la internet de las cosas

El Internet de las Cosas es el motor clave de un hogar completamente inteligente y seguro. El Internet de las cosas conecta una variedad de sensores, alarmas, cámaras, luces y micrófonos para proporcionar seguridad las 24 horas del día y los 365 días del año, y todo ello puede controlarse desde un teléfono inteligente. Por ejemplo, el sistema de seguridad con cámara de timbre Ring permite a los usuarios ver, oír y hablar con los visitantes en su puerta a través de un ordenador, una tableta o un teléfono móvil.

Rastreadores de actividad

Estos dispositivos con sensores están diseñados para llevarlos durante el día y controlar y transmitir en tiempo real los principales indicadores de salud, como la fatiga, el apetito, el movimiento físico, los niveles de oxígeno, la presión arterial, la detección de caídas y el cumplimiento de la toma de medicamentos. La monitorización de la salud en casa reduce el número de visitas de urgencia al médico o al hospital y ayuda a las personas mayores o discapacitadas a llevar una vida más independiente.

Máquinas de autocuración

Basándose en conjuntos de miles de sensores, inteligencia artificial y aprendizaje automático, los equipos de fabricación pueden diseñarse para reconocer variaciones en su propio funcionamiento, y corregirlas, antes de que se conviertan en problemas que requieran tiempo de inactividad y reparación. Esto ahorra tiempo y dinero a las empresas y libera a los empleados que normalmente controlarían los equipos y se encargarían del mantenimiento para que trabajen en tareas de mayor nivel.

Deja un comentario