Google, ¿un mal necesario?

Y digo mal, ya que siempre que se depende de una empresa, la posición dominante de esta implica que cualquier movimiento provoque un cataclismo en la forma de entender el uso de internet. Nuestros correos son de Gmail, nuestros programas de analítica, Analytics, nuestros espacios publicitarios los comercializa Google Adsense, y los vende Google Adwords, nuestros comercios y empresas, se hacen visible en Google Places, y nuestra página de inicio o nuestra barra del explorador lleva integrado el buscador de Google en alguna de sus versiones.

Sus últimos movimientos, a estudio

Como cualquier empresa, sus últimos movimientos se dirigen a conseguir una rentabilidad aun mayor de la red publicitaria (la que le produce el 98% de sus ingresos) así como a bajar los costes en infraestructura necesaria para dar el servicio.

Para ello tiene a todos los SEOs devanándose los sesos de cómo bajar el peso de la web, desarrolladores y gente de sistemas optimizando los accesos a servidores, bases de datos y similares, programadores y diseñadores aprendiendo nuevos estándares y lenguajes de programación que consigan una mayor velocidad de carga para que el buscador posicione mejor sus webs,… es decir, ayudando a una compañía a bajar sus costes operativos.

Y para conseguir su objetivo, además, Google Instant deja a la vista de una forma más destacada los anuncios, ya que el cajetín de Suggest desplaza los resultados orgánicos, dando visibilidad a los resultados de pago sobre los mapas o similares

Voces críticas se han alzado contra este nuevo palo a los resultados orgánicos, y muchos lo han utilizado para matar de nuevo a la profesión de SEO. Sin embargo, no hay nada que nos guste más a los que de verdad nos dedicamos al mundo del SEO que Google nos lo ponga cada vez más difícil, ya que, por el camino, van cayendo los SEOs de todo a 100, aquellos que desprestigian la profesión.

Nuevo concepto: La cola media

Si ya teníamos aceptada, comprobada y trabajada lo que se conocía como “cola larga”, el consultor Lakil Essady ha publicado un estudio donde muestra un nuevo concepto: la “cola media” y es que parece que las búsquedas de más de 4-gramas se verán afectadas por las sugerencias de Instant con una caída de resultados de larga cola en pos de un aumento en el porcentaje de este nuevo concepto de cola media, por lo que, una vez más, tocará adaptarse y empezar a trabajar con un nuevo escenario.

Todo lo que toca Google se convierte en oro

Aunque Google no da puntadas sin hilo, no es menos cierto que últimamente ha tenido sonoros fracasos, cerrando proyectos con muy poco tiempo de vida, bien porque el proyecto no se entendió, bien porque no consiguió adeptos (o eso que la gente de marketing llama ”influencers”, aquellos early adopters que dan el do de pecho por tu marca, aunque “solo” sean consumidores de ellas y no tengan parte ni beneficio, tan solo la ventaja de haber sido bien tratados y cuidados), bien por cualquier otra circunstancia.

Google y su talón de Aquiles: La vertiente social

El último fracaso de la compañía americana ha sido, una vez más, su intento de desembarco en las redes sociales. Con facebook cada vez más extendido como el estándar de red social (como el kleenex de los pañuelos de papel o el chupachups de los caramelos con palo) el usuario “gasta” su tiempo en facebook en vez de estar en Google (en alguna de sus vertientes) y esto, a la compañía del buscador le da grima. En su día abrió Orkut y murió (aunque sigue funcionando, su utilización y su uso caen por meses) , hace pocas fechas cerraba un proyecto de menos de un año de uso, como era Google Wave (algo que iba a cambiar la forma de relacionarse en internet, según la gran G) y con Google Buzz en el punto de mira, los ingenieros mas sociales ya ponen sus barbas a remojar.

El futuro

Como hemos comentado, no da puntada sin hilo y se está moviendo en muchas direcciones: Operadora de teléfono, Google TV e inversiones estratégicas en gaming hacen que sus desarrollos continuados en pos de mas servicios gratuitos (Google Voice por teléfono sin pago de establecimiento telefónico, potenciación de la vertiente comercial de la empresa con google checkout, entrada en el mundo de las OTAs comercializando directamente como intermediaria viajes y vuelos,..) servicios que intentarán monetizar posteriormente.

Un mal necesario (para la profesión)

Los profesionales del posicionamiento, del SEO, hemos de estar listos y rápidos, para adaptarnos ante los posibles escenarios o, como diría Nuño Valenzuela, para luchar en los distintos universos de Google. Y es que el buscador ha venido para quedarse (de momento) y nuestro trabajo (de momento) depende de él.

Imágen | Dullhunk

2 comentarios en «Google, ¿un mal necesario?»

  1. Alguien posteó: “Google se esta convirtiendo en juez y parte” de esta gran araña, y le dí la razon. Ya es la hora de decir basta. Yo creo que esta empresa tiene un miedo en el cuerpo que no lo puede aguantar, y esta dando palos de ciego.
    Yo estoy muy bien tratado por este buscador. Casi todos los dominios que administro estan bien posicionados en algunas busquedas de interes por mi.
    De hecho mi tienda online sale la primera de la primera pagina de busqueda en una frase poca buscada, pero dependo de ella para vender.
    Pero esta empresa ha dejado de gustarme hace mucho tiempo. Si no fuera porque las visitas de mis sitios vienen en un 99,9% de google habria hecho algo al respecto.

    Responder
  2. No te falta razón en lo que expones. Yo te puedo decir que mi trabajo como SEM depende totalmente de Google, pero intento nadar sin dejar de ver mi ropa. Entiendo que en cualquier momento esta empresa puede cambiar algo que afecte a mi profesión, tanto que esta profesión deje de existir. Castillos más grande han caído. Yo lo único que puedo hacer es no poner todos los huevos en la misma cesta.

    Responder

Deja un comentario