Construyendo un blog grupal a finales del 2010

Miren en que me metí ahora. Un blog colecitvo llamado Neumattic. Si, un blog (mi estómago se estremece y eso que ya he tomado desayuno). Entro a mi blog personal y el último post parece tan foráneo. Es más, hablar de blogs me genera nostalgia y eso que cuando Casciari los mató en un EBE todos le aplaudimos.

Hay varias constantes que se perciben en la web desde hace ya mucho tiempo. Esos ejes centrales donde un líder arranca una comunidad, genera vínculos que traspasan fronteras y los plasma en un espacio virtual. Un texto de una conversación toma forma y genera contenidos cuya metadata le da valor a los motores de búsqueda, cuyos resultados atraen a visitantes distraidos. A muchos de ellos les lanzamos espejitos a ver si nos dejan un click de vuelta que se transformará en moneditas de oro a fin de mes. Uno de cada docientos distraido verá algo de valor y se conectará. Antes hacía falta comentar para conectarse. Hoy te gusta el asunto o mandas un tweet incluso sin querer queriendo.

Los núcleos en España y Latinoamérica se empezaron a crear desde el verdadero inicio de la web, en bbs, en canales de chat. Y aunque entre listas de correo y foros prosperaron, nunca vi a una sociedad tan en apogeo como cuando nos conectamos a través de un blog. Me parece que fue allí cuando me crucé con la mayoría de individuos que ven a ustedes circular por este espacio.

Te dispersas y luego te nutres de otros canales, de otros núcleos. Y cada día es más difícil seguir concentrando energía en pocos espacios, mucho más sencillo es agregar hasta saturarte para sentir que estás en control de muchos flujos de información, que el cerebro será capaz de hacer su propio análisis. Y este es el gran valor que encuentro de volver a toparme con gente que respetas y admiras. Que hay espacio para hacer las cosas diferentes, que hay espacio para retar los mismos principios de lo que te proponen.

Me gustaría ver la conexión que se logra en Neumattic, un proyecto colectivo, más que un blog, más que algo nuevo. Una colectividad que ya existía y ahora se representa en un espacio con su propio .com (perdón, .es porque ya los domainers bueno… ya sabemos como son)

Al final del día nuestro error sigue siendo que hablamos de plataformas, de formatos y categorizamos a cada individuo que hace algo en la web. Somos mejores que eso.

Deja un comentario