Banksy y The Simpsons

A estas alturas, casi todo mundo sabe o a escuchado algo sobre Banksy, un grafitero inglés famosos por sus intervenciones en las calles londinenses primero y después en otras ciudades del mundo. Su identidad es un completo misterio, ya que en todos estos años se ha encargado de mantener el anonimato y ocultar su identidad a la prensa y al público en general.

El trabajo de este singular personaje, se encuentra más cercano al arte que al simple grafitti, algunas de sus obras son apreciadas a tal grado que a pesar de realizadas sobre muros donde no se permiten pintas, han permanecido por decisión de las mismas autoridades.

Pues bien, por si la fama de Banksys no fuese suficiente, Matt Groening, productor y creador de The Simpsons, invito al artista a colaborar con el guión gráfico de la popular serie norteamericana.

En el episodio MonneyBart, se puede ver la famosa intro de The Simpsons, ligeramente modificada y mostrando una oscura y maloliente fabrica clandestina con cientos de trabajadores explotados. El guión, al parecer esta basado en recientes informaciones publicadas por la BBC, en las que se asegura que la producción de la serie subcontrata a trabajadores de Corea del Sur para realizar la mayor parte de las animaciones.

En el capítulo que se transmitió hace pocos días en Estados Unidos, se muestra la ya mencionada factoría, con cientos de trabajadores de rostro taciturno dibujando las secuencias de la caricatura, a niños revelando los negativos en malolientes tanques llenos de una sustancia verde y viscosa, a gatitos siendo triturados para el relleno de los muñecos de Bart Simpson y a un famélico unicornio encadenado cuyo cuerno sirve para hacer los agujeros a los DVD’s de la serie.

Lo curioso del asunto es que la animación con tan feroz critica a la caricatura, haya salido al aire sin censura alguna. Lo cual es un acierto para Groening y The Simpsons, que en más de 20 años al aire ha realizado cientos de referencias culturales y rendido homenajes varios en su intro, era justo que alguien más le hiciera un “reconocimiento” desde “fuera”.

Sin duda, este pedazo de animación pasara a la posteridad como una pieza de culto. A las pruebas me remito.

Mientras tanto aquí les dejo el vídeo, disfrútenlo:

Nota: Merece la pena darle una mirada al vídeo y descubrir pequeños detalles que podrían pasar inadvertidos. El que aquí mostramos parece ser la versión americana, existe otra versión de la animación donde Bart tiene el rostro cubierto mientras escribe en la pizarra.

Deja un comentario